jueves, 28 de abril de 2016

La vida en el edificio protohistórico de La Mata hace 2500 años

Escenarios de El secreto de Zalamea: el edificio protohistórico de La Mata

Otro escenario de El secreto de Zalamea (en adelante ESDZ) es el edificio protohistórico de La Mata (en Campanario, Badajoz). 

Llegando al edificio protohistórico de La Mata
No hay tantas escenas en esta localización como en el dolmen de Magacela o en Cancho Roano, pero las que hay son importantes para el desarrollo de la trama. Incluso se inicia una persecución en coche desde allí. Y hasta aquí puedo "leer". ;)

Vista lateral del edificio protohistórico de La Mata

Otra vista lateral del yacimiento de La Mata
Vamos, pues, a hablar de este curioso yacimiento y de cómo se vivía en él, acompañando el texto de fotos y vídeos que nos permitan hacernos una completa idea de las ruinas y su entorno.

Otra vista del edificio protohistórico de La Mata

Otra vista del yacimiento de La Mata
 Edificio protohistórico de La Mata

Situado en el termino municipal de Campanario (Badajoz) a unos 7 kms del dolmen de Magacela, escenario del primer crimen de El secreto de Zalamea y a unos 24 kms de otro de los escenarios de la novela (el templo tartesio de Cancho Roano) hay un yacimiento muy interesante que parece guardar una estrecha relación con el mencionado santuario ilipense.

Localización de algunos de los principales escenarios de ESDZ
Lo descubrí por casualidad (o tal vez "causalidad"), al tener que desviarme de mi ruta por unas obras en la carretera por la que tenía pensado circular. Al llegar a Campanario desde la zona de Villanueva de la Serena me encontré un indicador que rezaba: "Edificio protohistórico de La Mata".


Estancia del edificio protohistórico de La Mata
-Pijo -me dije-, ¿qué será esto?

Otra estancia del edificio protohistórico de La Mata
Por supuesto, todos sabemos que protohistórico se refiere a un período de tiempo que no se considera Prehistoria, pero tampoco Historia porque abarca sociedades de las que se desconoce escritura alguna aunque convivieran en el tiempo con otras que sí poseyeran un alfabeto escrito.

video
Vídeo: el Centro de Interpetación de La Mata

Vale, muy bien, ¿pero qué puede ser ese edificio? ¿Se trata de un templo o de qué? Pues allí me dirigí para averiguarlo, aunque lo encontré cerrado. Al final, en otra ocasión, el concejal de cultura de Campanario me facilitó el acceso y me acompañó durante la visita. Después he ido en varias ocasiones más y, concretamente, a finales de 2014, lo encontré ¡por fin! abierto al público, lo que fue motivo de alegría para mí.

Otra estancia de La Mata, esta con molino

Molino (detalle)
El edificio está situado sobre un promontorio desde el que se puede ver a lo lejos Magacela y su bonito castillo. Es fácil ver águilas sobrevolando los terrenos que rodean esta casa protohistórica, aunque lo que más impresiona, debido a su aislamiento, es el silencio que la rodea, solo roto, en ocasiones, por el sonido del viento.

video
Vídeo: accediendo al edificio protohistórico de La Mata

Entrando al edificio protohistórico de La Mata
Pero en este caso no parece que se trate de un edificio dedicado al culto religioso, sino de una granja señorial dedicada a la explotación forestal, cinegética, agrícola y ganadera de la zona. Digo señorial porque sus habitantes ejercerían algún tipo de dominio sobre la población de la zona, a la que explotarían en las mencionadas labores.

Y otra sala de la casa protohistórica de La Mata...
La casa en su tiempo

Tratemos de imaginar por un instante la vida en aquella casa. 

video
Vídeo del entorno de la casa protohistórica de La Mata

Estamos hablando de hace 2500 o 2000 años. La zona, a diferencia de hoy en día, sería preeminentemente boscosa, aunque se dedicaría parte del terreno a cultivos varios, por ejemplo de cereales y vid.

Panorámica del entorno de La Mata. Al fondo, a lo lejos, Magacela

Parte de la casa protohistórica de La Mata.
Allí pudieron llegar ciudadanos del sur de la península, pertenecientes a la aristocracia tartésica e influenciados por fenicios y griegos. Como en Cancho Roano se podría incluso pensar en supervivientes atlantes. Estos (fuesen quienes fuesen) tomarían el control de la zona, dominando a la población autóctona y estableciéndose allí. 

video
Muy inquietante vídeo del interior del edificio

Detalle del interior del edificio
Los recién llegados construirían un primer edificio para vivir que irían mejorando y protegiendo con el paso de los siglos hasta amurallarlo y construir un foso alrededor. Desde allí explotarían el territorio aledaño. La aparición entre otros de varios molinos manuales y de un lagar (aparte de semillas, etc) en el yacimiento acreditan la existencia de los cultivos mencionados más arriba.

Varios molinos manuales

Los mismos molinos
Parte del edificio era residencial y allí viviría el señor de la zona con su familia. El resto de estancias serían talleres de trabajo donde se elaborarían los productos, así como almacenes para conservarlos.

Otra estancia de La Mata
Es probable que los habitantes de esta casa e incluso parte de sus sirvientes (o todos) acudieran periódicamente al templo tartesio de Cancho Roano (escenario también de El secreto de Zalamea) para practicar sus oficios religiosos. Tal vez algunas de las hijas de los sucesivos señores de La Mata pasasen un tiempo en Cancho Roano dedicándose a la prostitución ritual, como forma de mejorar la genética mediante las relaciones sexuales con extranjeros que pasaran por allí. De esta forma se reducía la endogamia en sociedades relativamente cerradas de la antigüedad.

Exterior de La Mata

Exterior de la casa protohistórica de La Mata
También saldrían de cacería con cierta frecuencia. Venados, jabalíes, aves variadas, y otros animales estarían entre sus principales objetivos.
Otra vista del exterior del edificio protohistórico de La Mata

Exterior de La Mata otra vez
Además, mantendrían sus propias cabañas de ganado ovino, bovino y caprino, así como piaras, gallinas, etc.  Probablemente los lobos y zorros harían frecuentes incursiones reduciendo el número de cabezas de la casa-granja, lo que añadiría a estos depredadores a los objetivos de algunas de las cacerías que organizaran los habitantes de La Mata.

Desde dentro de La Mata: detalle del muro y, a continuación, el foso
También tendrían sus caballerías para desplazarse tanto en las mencionadas cacerías como en las marchas a Cancho Roano u otros santuarios cercanos, así como para otros tipo de necesidades de desplazamiento.

Interior de La Mata
Así sería, a grandes rasgos, la vida en La Mata. Y todo ello dominado siempre por la influencia del sol, que marcaría los ritmos y horarios de aquellas gentes.

Enlaces con información sobre el edificio protohistórico de La Mata

A continuación ofrezco algunos enlaces para ampliar información sobre el edificio protohistórico de La Mata:

Mi amigo Jesús López Gómez (autor del libro Nebrissen, dedicado a Antonio de Nebrija) escribió este interesante artículo en su blog Extremos del Duero. Muy recomendable.


Una noticia del Hoy de Campanario sobre las obras en el yacimiento.


Espero que os haya gustado. Hasta pronto

No hay comentarios:

Publicar un comentario